lunes, 5 de enero de 2009

MOSCAS A CAÑONAZOS

Aunque, desde luego, no me revista del "progresista" velo antisemita tan de moda por ahora, con el kufiya, la banderita, el puño en alto y algunas teorías absurdas sobre la posible legitimidad del Estado Palestino, no me quedo en menos de criticar abiertamente la actitud de Israel en estos días de familia y excesos.

Para no aburrir y por falta de propia destreza en el tema, me ahorro todo el empaque histórico del conflicto palestino-israelí y me guio, únicamente, por el aplomo y el peso del sentido común, lo que hace que la muerte de más de 600 personas y la afección de 2600, independientemente de los más intrincados problemas de derecho internacional, me parezca una aberración sin sentido y digna de denunciar por cualquier democracia que se precie.
Una superpotencia militar como es Israel, con un ejército que casi dobla en efectivos a, por ejemplo, el español, no puede esconderse tras la absurda excusa de que busca objetivos concretos y seleccionados entre la infraestructura de los asesinos de "Hamas". Con una de las Fuerzas Aéreas más importantes del mundo y el servicio de inteligencia más eficaz de todos: el Mossad- capaz, en acciones ultrasecretas, de ejecutar a ex-jerarcas nazis en la piscina de sus casas en Mar del Plata- Israel no puede permitirse que su respuesta a un minoritario aunque sanguinario grupo terrorista suní sea el bombardeo continuado de zonas civiles durante una semana matando indiscriminadamente niños, niñas, cristianos, musulmanes, propios y extraños.

Por esto, y aunque le quede aún muchísimo crédito por ser el único país de la zona que permite elegir a sus gobernantes de manera limpia y clara, por haber aprovechado las "ventajas" del desierto para hacer de su país una potencia mundial y por ser un ejemplo en la igualdad de oportunidades entre el hombre y la mujer, considero que el Nuevo Estado Judío debería dar marcha atrás en esta última empresa, porque esa respuesta está completamente desmedida desde el primer día, porque tiene capacidad para acabar de manera racional con Hamas y porque el mundo libre y sin complejos quiere que acabe con ellos sin cintemplaciones, pero sin carnicerías.

El mundo no quiere ver cómo extermina a un pueblo entero -que no nación o estado- matando moscas a cañonazos, valga la expresión. Porque parece que hasta su gran aliado, los EEUU, está mirando hacia otro lado con tal de no dar un apoyo moral contundente a estos ataques desmedidos, porque el poder no consiste en abusar del débil, sino en intentar establecer el orden y la añorada Pax Romana, y el Estado israelí sabe y reconoce muy bien quién debe llevar la voz cantante en esa parte de la Tierra, aunque no conozca ni los medios ni las consecuencias de no conocerlos.

11 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Como admirador del pueblo de Israel (he sido, soy y seguiré siendo) estoy en total acuerdo con lo que escribes aquí.

Alí Reyes H. dijo...

En otro orden. Te recomiendo la película "Elsa y Fred" como regalo de Reyes. Puedes ver los comentarios que hice de ella en "tigrero", sección cine.

tricesimus dijo...

Gracias Alí por la recomendación, la veré esta semana si puedo. por cierto, tengo problemas al entrar en tu blog (se me desconecta internet). Un saludo y que te traigan los reyes lo que pediste

Martha Colmenares dijo...

Igual como dice Alí, soy amiga de Israel, pero tu reflexión plasma mucho de lo que sentimos. Voy a relacionarlo en un video.
Abrazos y mejores deseos para el 2009
Martha

Prometeo dijo...

Saludos desde Puerto Rico:

Llegué a esta entrada gracias a la recomendación de Alí. Yo también por mis creencias personales me considero un amigo de Israel pero me hago eco de lo que escribes aquí.

Adelante y éxito.

tricesimus dijo...

Gracias por el enlace, martha, es un honor que se me cite en tu blog.

prometeo, ya me pasaré detenidamente por tu blog. lo he ojeado esta tarde pero ando un poco liado. un saludo

Ramón_Lozano dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu visión. Yo ni soy proIsrael ni proPalestina, pero prefiero que el sentido común prepondere sobre lo demás y lo que se ha visto estos días ha sido una auténtica carnicería humana sin control alguno. Para cazar a un terrorista han tenido que asesinar a decenas de inocentes y eso carece de justificación alguna.

Saludos

Marina Lucila Sotomayor dijo...

Progresista no eres. Sionista ¿No sé? Por el camino subliminal de su razomiento va camino hacia alli.
¿Con qué fuentes verídicas y materiales cuenta Ud. para afirmar tan claramente que el único país donde hay elecciones libres en medio oriente es israel?
De dónde viene la artillería pesada, la flota aérea, el gas mostaza y el poderío del ejército asesino israelí-sionista-judío -criminal?
Este es un problema pólitico, y la franja de Gaza es un lugar estratégico para los intereses israelí-estaunidense.
Todos sus amigos la aplauden por su pena por la muerte clamando justicia literal.
Total usted puede irse a dormir tranquila porque los daños colaterales no le van a quitar el sueño.

tricesimus dijo...

Estimada compañera, el nombre de su blog sí que habla bien de su opinión radical, interesada y pro-terrorista del asunto.
Mis fuentes verídicas se basan en que en Egipto, por ejemplo, sólo haya un candidato en cada "elección", o que en Líbano los dos cargos más importantes sean elegidos por altos jerarcas religiosos, por ejemplo.
En cuanto a lo del "ejército asesino israelí-sionista-judío-criminal" su opinión no me merece ningún comentario porque usted ya habla por sí misma.
Por cierto, ni soy sionista ni antisionista (los hay que estamos en medio, que es como debería ser)

Martha Colmenares dijo...

Pasaba para actualizarme y saludar.
Abrazos

GerardoA. dijo...

Expreso mis saludos y palabras de felicitación por el exelente tema; y la menera tan definida en que lo aborda sin irse por las ramas. Cualquier manifestación imperial y de dominio sobre los pueblos del mundo es condenable venga de donde venga. Lamentablemente Israel se siente imbatible a causa del tutelaje y apoyo logístico y armamentísta de Estados Unidos. La matanaza allí ocurrida históricamente es condenable de ambos lados, ¡pero lo último rebaso la locura!....