viernes, 8 de enero de 2010

AÑO NUEVO GINEBRINO

Hace justo un año me quedé sin ideas que exponer. Mi vida se convirtió en una infinita cadena de quehaceres que me fueron absorbiendo más y más hasta que dejé este blog casi enterrado y cerrado por completo. Unos meses después, prácticamente en verano, terminé mis asuntillos, acabé los deberes y, una vez llegado el otoño, me vine a trabajar a Ginebra, en el corazón mismo de Europa.
Ahora, en verdad, mis preocupaciones han cambiado. Gracias a Manu y su furtivo mensaje en Facebook, me parece haber recuperado el impulso necesario para escribir unas líneas, esperemos, cada semana. Feliz año a todo el que lo lea...

2 comentarios:

Ramón_Lozano dijo...

Me alegro de volver a verte por aquí y que hayas recuperado las ganas de contarnos tu visión del mundo.

Feliz año y de ahora en adelante nos volvemos a leer.

Un saludo

Andrés Álvarez Fernández dijo...

En tierras suizas...personalmente siento una cierta envidia sana.

Saludos y bienvenido.