martes, 30 de septiembre de 2008

LAS CROQUETAS DE MI PURI

Ayer mismo, la ministra 2.0 (Bibiana Aído, que así la llamó el mismísimo Manolo I Chaves, último rey de Al-Andalus) ordenó, de manera inmediata, la retirada de un breve anuncio radiofónico del Ministerio de Hacienda por sexista y discriminatorio. Adjunto Audio.





Puede que, después de tanto caso de machismo exacerbado y discriminaciones, yo mismo haya perdido el criterio o incluso la sensibilidad hacia este tipo de sucesos, pero el caso es que no consigo ver la gravedad discriminatoria en este anuncio.

No llego a comprender si la flamante ministra considera que es machista y grosero que la citada Puri haga las croquetas en su casa (nadie dice que las tenga que hacer ella, sino que, simplemente las hace, y al parecer muy buenas), si lo malo es que el caballero la llame "Mi Puri" ( con un bonito y cariñoso determinante posesivo que sólo para un prejuicioso podría derivar en paliza) o si es, sencilla y llanamante porque Puri hace unas croquetas tan buenas tan buenas que su marido ya sólo la quiere por eso. Hay pocas historias de amor tan bonitas como las basadas en las croquetas; a lo mejor, si fuera faisán a la salsa de trufas y champán, a todos nos parecería precioso, pero no es el caso.

Sin embargo, no es está una cuestión exclusiva de progresía 2.0, sino que parece que todo el circo mediático de las Cortes -caballeros, señoras y señoritas, especialmente del Partido Popular- se ha subido al carro y en el legislativo se sienten indignados con lo degradante y humillante del anuncio. Se han empezado allí a rasgar las vestiduras cada uno por sus motivos: el partido del Gobierno vela infatigablemente por el bienestar de la mujer y actúa de manera implacable contra cualquier acto vejatorio hacia ella (como este anunio, por ejemplo, ojo al dato); la oposición mayoritaria pone el grito en el cielo con el único fin de poner más trabas al trabajo del Ministerio de Hacienda, y esta vez, me temo, más porque sí que nunca. La oposición minoritaria, la verdad, no ha tenido ni tiempo ni repercusión para expresarse, lamentablemente.
Lo ideal sería mandar inmediatamente a la calle a la Ministra más ociosa, a mi Bibiana -con las cosas tan buenas que me piensa ella-, pero sería sexista y grosero, así que descartado. Además, visto lo visto, seguro que se se indignarían igual en el PP. Otra decisión buena sería llamar al orden al grueso de diputados y diputadas (...) y pedirles que empezaran a preocuparse de los verdaderos asuntos de discriminación sexual (positiva o negativa... chorradas) en las casas y en los trabajos y hacerles ver que nada hay tan bonito como que tu pareja te quiera por las croquetas que haces, llámese hombre o mujer.

4 comentarios:

Ramón_Lozano dijo...

Tienes toda la razón del mundo al desmontar el anuncio y ver que todo se basa en prejuicios, pero parece que eso es lo que se lleva ahora. Yo no lo veo tan terrible, pero supongo que se ve como un estereotipo en el que el hombre valora sólo a su mujer porque le hace la comida y eso sería un poco denigrante para la mujer actual, tan válida como el hombre (no más, como dirían las feministas y los predicadores de la discriminación positiva). Ahora bien, ya te aseguro que las mujeres del PP concienciadas con esto también se han ofendido.

Eso sí, por el estómago también se conquista a algunos hombres, lo cual no dejaría de ser una muestra de amor y cariño. En fin, muchos prejuicios, para torpedear todo.

tricesimus dijo...

Ya, si de Bibiana Aído me lo esperaría sobradamente, lo que pasa es que creía que las mujeres del PP no estaban tan radicalizadas y acomplejadas como para quejarse por esta tontería.

Es que no acabo de ver qué problema hay en que Puri haga croquetas. Eso no quiere decir que siempre cocine puri... o sea, si le quieres buscar cinco pies al gato se los puedes encontrar, pero eso, que veo ganas de rizar el rizo.
En fin, cada uno como quiera... Un saludo

dela dijo...

Mucho ruido y pocas nueces diría yo que hace Bibiana..., me parece una soberana tontería haber calificado de sexista este anuncio, es más, son ellos los sexistas por ver cosas donde no las hay...
Por cierto, soy mujer y me encantan las croquetas que me hace mi chico... (yo no sé hacerlas, esto también sería discriminatorio?, hacia él o haceia mi?...menudo lío...)
Enhorabuena por tu blog tricesimus

tricesimus dijo...

Bien dicho dela. Por cierto, a mí me encantan las croquetas... ya podrías decirle a tu chico que mandara unas cuantas... un saludo